Menú principal

Viernes, 21 Julio 2017

Follow us

A pesar de vientos a favor, el sector eléctrico sigue penalizando el progreso

Autor: CREES

Fecha: 7 de diciembre, 2016

A pesar de la reducción en los precios del petróleo, las EDES públicas no pueden satisfacer la demanda de energía del país, sus operaciones continúan siendo deficitarias y las transferencias corrientes al sector aún son altas.

 

 

La generación de energía del país depende en casi 50% de combustibles derivados del petróleo. De los 14,956.3 GWh generados en 2015, el 49% se produjo utilizando fuel oil (No.2 y No.6), el 29 % con gas natural y el restante 22% empleando carbón y fuentes renovables (hidráulica y eólica). Debido a la dependencia de la matriz de generación de los combustibles derivados del petróleo, los costos de generación local están determinados por el precio del crudo en los mercados internacionales.

 

 

La disminución de los precios internacionales del petróleo en la segunda mitad de 2014, se reflejó en la disminución del precio promedio del KWh vendido por las Empresas Generadoras de Electricidad (EGES) a las Empresas Distribuidoras de Electricidad (EDES). Dicha reducción impactó tanto el precio del KWh  generado bajo contratos como el del mercado spot (sin contratos). Históricamente, el precio del mercado spot de generación ha mostrado niveles superiores a los de los contratos. Luego de la disminución del precio del barril del petróleo, los precios del mercado spot se han acercado a los precios de los contratos que aún quedan vigente, en ausencia de licitaciones posteriores al vencimiento del Acuerdo de Madrid. Haber dejado vencer los contratos del Acuerdo de Madrid no ha tenido mayores repercusiones solo porque el precio del petróleo se ha mantenido bajo; de lo contrario, los costos para las EDES serían mayores al igual que el subsidio necesario para cubrir sus pérdidas.

 

 

Entre junio de 2014 y agosto de 2016, el precio promedio al que las EDES compraron el KWh a las EGES se redujo en un 38.8%. A pesar de dicha reducción, el precio promedio al que las EDES revendieron la energía sólo se redujo en un 8.1% durante el mismo período, incrementándose el margen de venta de éstas.

 

 

A pesar del aumento del margen de las EDES públicas, sus operaciones siguen siendo ineficientes y, en consecuencia, deficitarias. Entre el 2009 y el 2016 (hasta agosto),la energía comprada por las EDES que no pudo ser facturada o no pudo ser cobrada promedió 37.5%: 33.5% no facturado y 3.9% facturado pero no cobrado. Entre enero y agosto de este año, el promedio de pérdidas totales ha sido de 35.1%. Estas pérdidas implican déficits operativos que deben ser cubiertos con transferencias corrientes del Gobierno Central.

 

 

Al las transferencias generadas por las pérdidas operativas, es necesario agregar el subsidio a la tarifa eléctrica. Este subsidio ha venido cubriendo el Fondo de Estabilización de la Tarifa Eléctrica (FETE). La estructura tarifaria de las EDES reguladas tiene importantes distorsiones que deben ser corregidas ya que existen tramos tarifarios muy altos y otros muy bajos, tan bajos que no cubren los costos, dando origen a las transferencias del FETE.

 

 

Entre 2009 y 2015 fueron destinados en promedio RD$26,215.7 millones cada año para transferencias corrientes al sector eléctrico. En 2015 estas transferencias disminuyeron por la reducción del FETE. Aún así, los requerimientos de transferencias ascendieron a RD$21,345.6 millones.

 

Las pérdidas, en consecuencia, impiden a las EDES comprar la energía que podrían suplir las EGES. Es decir, la falta de electricidad de los hogares y empresas del país tiene su origen en que las EDES públicas no pueden comprar toda la energía demandada debido a las deficiencias operativas antes explicadas. El problema eléctrico del país amerita diferentes soluciones, sin embargo la principal continúa estando en el segmento de distribución, tanto en las operaciones como en la estructura tarifaria prevaleciente.

Autores: 
CREES
 
 

Menú principal

© CREES 2015, Todos los derechos reservados. Av. Sarasota # 18 Edificio Pedro Rodríguez Villacañas, 3er Piso. Santo Domingo, República DominicanaDentsu Dominicana