Domingo, 10 Diciembre 2017

Follow us

Los Impuestos Penalizan el Ahorro

 

Mientras redactaba el artículo correspondiente al newsletter de esta semana, reflexionaba sobre el efecto de los impuestos sobre el ahorro y, a su vez, sobre la tasa de interés. El nivel de ahorro que realizan los individuos en una economía resulta de la parte del ingreso que no se consume, luego de pagar impuestos. Siendo esto así, la proporción del ingreso promedio del país que puede ser ahorrado sufre cada vez que se lleva a cabo un incremento de tasas impositivas y se crean nuevas figuras tributarias.

Es importante tener presente lo siguiente. Como resultado de sus actividades productivas, los agentes económicos pagan impuesto sobre la renta (e impuesto a los dividendos, cuando son repartidos). El ingreso que les queda paga, cuando es consumido, impuesto a la transferencia de bienes industrializados y servicios –ITBIS- (sobre bienes que, muy probablemente, ya han sido gravados con impuestos arancelarios), impuestos selectivos (sobre hidrocarburos, bebidas alcohólicas, cigarrillos, servicios de telecomunicaciones, automóviles y sobre bienes diversos), recargo por emisión de CO2 sobre los automóviles, y el llamado impuesto a la primera placa, entre otros impuestos. Si algunas de las transacciones de consumo, o cualquier otra que realice la persona, es realizada con cheque, debe tributarle al Estado el 0.15% del valor por el cual se emite el mismo. Cuando los ingresos son destinados a la inversión en inmuebles, tanto la transferencia a un nuevo adquiriente, así como la tenencia de los mismos, debe tributar. Luego de todas estas deducciones tributarias, si el ingreso restante puede ser destinado a ahorro en una institución financiera, el retorno que produce, es decir los intereses que genera, debe pagar un impuesto.

Lo anterior no pretende ser un análisis exhaustivo de todos los impuestos que pueden gravar los ingresos disponibles antes de convertirse en ahorros en el país. Es sólo un ejercicio para hacer notar cómo la tributación extrae recursos de los agentes económicos, dejando una menor proporción para ahorro.

El mercado de fondos prestables, es decir, los recursos disponibles para ser prestados en la economía, aumenta en la medida en que se incrementa el ahorro. El incremento en el volumen de fondos prestables induce a que las tasas de interés bajen y que existan más recursos disponibles para la inversión en procesos productivos (y bienes de capital) que empleen a más personas y que, por medio de incrementos de productividad, aumenten los salarios de los trabajadores. Esta es la forma como el ahorro ha contribuido al desarrollo material y a reducir la pobreza a lo largo de la humanidad.

 

 

Author: 
Miguel Collado Di Franco
 
 

© CREES 2015, Todos los derechos reservados. Av. Sarasota # 18 Edificio Pedro Rodríguez Villacañas, 3er Piso. Santo Domingo, República DominicanaDentsu Dominicana