Menú principal

Domingo, 23 Julio 2017

Follow us

Innovación y tradición

Autor:Adriano Miguel Tejada
Fecha: 09 jun 2017
Extraído de diariolibre.com

Tan o más peligroso que las dificultades del cambio cultural, es la creciente intromisión del Estado en temas que son privativos de los individuos y la creciente dependencia del favor del Estado de millones de individuos, a los cuales se les ofrece de todo, lo que de hecho los convierte en rehenes del partido de turno.

Aunque existe una creciente sensibilidad hacia los temas “culturales”: el uso de lenguaje discriminatorio, la igualdad de derechos, los cuidados especiales a minorías, etc., no existe la misma sensibilidad hacia el uso abusivo de los recursos del Estado con fines “filantrópicos”, pero que en realidad ocultan propósitos de dominación.

La gran carencia de los programas de ayuda social es que no sacan a nadie de la pobreza, sino que los mantienen irremediablemente en ella, ahora sin capacidad de prescindir del subsidio del Estado. Esos individuos están obligados a dar apoyos no sólo en forma electoral, sino también de sumisión política, y lo peor es que la política de regalar todo destruye la posibilidad de que se mejoren servicios que resultan muy costosos a los que los pagan, como es la energía eléctrica, por ejemplo.

Los programas sociales tienen que evitar el “parasitismo” y fomentar las herramientas que ayuden a esos ciudadanos a convertirse en entes útiles. La meta debe ser disminuir el número de personas bajo los programas, no a aumentarlos cada año. No se trata de suspender la ayuda a los más necesitados, sino de enfocarla a ayudarlos a salir de su situación. Es la diferencia entre regalar pescados y enseñar a pescar.

Las “innovaciones” del Estado lo que hacen es reforzar la “tradición” de pobreza de la gente. Continuaremos..

 

Autores: 
Adriano Miguel Tejada
 
 

Menú principal

© CREES 2015, Todos los derechos reservados. Av. Sarasota # 18 Edificio Pedro Rodríguez Villacañas, 3er Piso. Santo Domingo, República DominicanaDentsu Dominicana