Menú principal

Lunes, 23 Octubre 2017

Follow us

La OPEP cumple con su meta, pero el crudo se resiste a subir

Autor: Georgi Kantchev y Benoit Faucon

Fecha: 14 de febrero, 2017 

Extraído de lat.wsj.com 

Medir el éxito de la producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo nunca ha sido más difícil.

Los operadores de petróleo dicen que no sólo están analizando las cifras más recientes de la OPEP, que indican que el cartel está cumpliendo su promesa de eliminar casi 1,2 millones de barriles al día del mercado global. Además de eso, están atentos a las señales de crecimiento en la producción petrolera estadounidense, a los niveles de inventario de petróleo y a la limitación del bombeo de crudo por otros grandes productores como Rusia.

La complicada ecuación ha ayudado a poner un tope sobre los precios del petróleo y a mantenerlos dentro de una banda de unos US$5, entre US$51 y US$56 por barril, después un alza de 20% tras el acuerdo de la OPEP el 30 de noviembre.

 

La última evidencia de esto llegó el lunes, cuando la OPEP —famosa por no cumplir sus propios acuerdos— publicó un informe optimista con cifras que mostraban un cumplimiento casi total. Los precios del petróleo, no obstante, cayeron, con una baja de 2% del Brent, a US$55,59 el barril.

La principal razón de la caída de los precios, según operadores y analistas, es que los aumentos de la producción ya estaban incorporados en el acuerdo de la OPEP, lo que afectó la capacidad del cartel de forzar a los operadores a reducir los vastos suministros de petróleo almacenado en tanques alrededor del mundo.

En 2009, cuando la OPEP señaló que recortaría más de 4 millones de barriles al día para estabilizar los precios durante la crisis financiera, hubo sólo una excepción: Irak. Esta vez, el acuerdo del cartel eximió a dos grandes productores, Nigeria y Libia, y permitió a Irán aumentar ligeramente su producción.

BNP Paribas estima que la tasa de cumplimiento de la OPEP, incluyendo la producción de Nigeria y Libia, es de 77%. Si la producción nigeriana sigue en alza, esa cifra podría caer a 63%, aproximadamente el mismo nivel que en 2009, según el banco francés. La Administración de Información de Energía de Estados Unidos sugiere que los recortes de la OPEP, al incluir Nigeria y Libia, equivalen a cerca de 75% de lo prometido.

Otra variable es la producción de países que no pertenecen a la OPEP. Rusia y otros 10 países se comprometieron a reducir un total de 558.000 barriles al día este año, pero el acuerdo incluía pocos detalles, lo que dificulta calcular su cumplimiento, dicen operadores.

 

Rusia, el mayor productor mundial, recortó 100.000 barriles al día en enero, informó la Agencia Internacional de Energía la semana pasada, pero la reducción fue en relación a récords postsoviéticos y fue inferior a los 300.000 barriles diarios que había acordado.Goldman Sachs estima que el cumplimiento total de la OPEP y 11 países ajenos a la agrupación, que acordaron en diciembre reducir su producción en conjunto, es de alrededor de 85%.

“Es un juego de números”, dice Doug King, director de inversión de RCMA Asset Management y gestor de su fondo de cobertura Merchant Commodity, que tiene US$230 millones en activos. “Pese a los buenos sonidos de la OPEP, hay exenciones importantes y realmente no sabemos lo que está sucediendo en Rusia”, agrega.

Otro factor que juega en contra del acuerdo de la OPEP son los productores de petróleo de esquisto de EE.UU., que están aprovechando el repunte de los precios de los últimos dos meses para reanudar la producción. La OPEP duplicó el lunes su estimación del crecimiento de la producción en 2017 de los países que no pertenecen al cartel, atribuyéndolo a “un alza de las actividades de perforación y la inversión en EE.UU.”.

“El pánico es que (los recortes de la OPEP) le estén dando un salvavidas a la producción de esquisto”, dice Helima Croft, estratega jefe de commodities del banco canadiense RBC Capital Markets.

Una mayor producción estadounidense ha llevado a algunos participantes del mercado a dudar de si los inventarios bajarán mucho este año. El objetivo de la OPEP era disminuir en más de 300 millones de barriles el petróleo en almacenamiento, con el fin de equilibrar la oferta y la demanda y estimular un aumento sostenido de los precios.

Los cálculos sobre el cumplimiento son importantes para los inversionistas que han acumulado una cantidad récord de apuestas alcistas sobre los precios del crudo desde que la OPEP pactó los recortes. Las apuestas a un alza de los precios del petróleo estadounidense por parte de los fondos de cobertura y otros grandes gestores de dinero están cerca de su nivel máximo en los más de 10 años de registros de la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas de EE.UU.

Eso conlleva riesgos para los precios, advierte King. “Hay mucha autocomplacencia. Si estas apuestas empiezan a colapsar, será una debacle”.

Sin dudas, el rápido recorte de la producción de la OPEP ha ayudado a mejorar la credibilidad del cartel. Durante años, el grupo había sido considerado prácticamente inoperante, incapaz de superar sus disputas internas y geopolíticas.

Jim Krane, un académico especializado en estudios sobre energía del Instituto Baker de la Universidad de Rice, en Houston, dice que el acuerdo mostró que “archienemigos” como Arabia Saudita e Irán podían llegar a un acuerdo. Además, nuevas tecnologías satelitales hacen que los cargamentos de petróleo sean ahora “muy transparentes”, señala. “La trampa es muy fácil de detectar”, agrega.

No obstante, también hay preocupaciones de que los niveles actuales de cumplimiento de los recortes no duren.

Arabia Saudita afirma que ha reducido su producción diaria en casi 800.000 barriles, muy por encima de los 486.000 barriles que acordó, con lo que compensa los menores recortes realizados por otros países, como Argelia, Irak y Emiratos Árabes Unidos. De todas formas, el reino suele bajar su producción en invierno por trabajos de mantenimiento, y no se sabe con certeza por cuánto tiempo mantendrá esos niveles.

En tanto, Irak y Libia podrían elevar aún más su producción, dice Olivier Jakob, director de la consultora suiza Petromatrix. El yacimiento más grande de Irak está en mantenimiento, mientras que Libia ha indicado que podría aumentar su producción en otros 200.000 barriles al día.

Autores: 
Georgi Kantchev y Benoit Faucon
 
 

Menú principal

© CREES 2015, Todos los derechos reservados. Av. Sarasota # 18 Edificio Pedro Rodríguez Villacañas, 3er Piso. Santo Domingo, República DominicanaDentsu Dominicana